La personalización de los entrenadores de Pokémon Escarlata y Púrpura sigue cabreando a los fans